Siete billones de consumidores somos la mayor potencia económica del mundo

Comparta esta página
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Hoy se celebra el Día del Consumidor, y a mí me parece super importante el tema, sobre todo porque últimamente se ha revelado cómo las corporaciones son quienes toman las decisiones políticas y económicas que rigen el mundo moderno y utilizan cualquier medio para lograr sus objetivos, incluyendo la corrupción, el chantaje, la extorsión, etc. También sabemos que muchas veces esas corporaciones están dispuestas a dañar a sus productores e incluso sus consumidores, si hacerlo les deja un buen margen de ganancia o poder.

En resumen: Nuestros políticos están dispuestos a atentar en nuestra contra por beneficiar a sus verdaderos patrones que están en la empresa privada. Esa empresa privada hace todo esto para obtener mi dinero que es de donde obtiene sus ganancias. Hmmm esto me hace pensar que aunque mi poder como elector ha sido disminuido, mi poder como consumidor sigue siendo el que alimenta al monstruo…

Entonces no hay que darle plata a las empresas que causan estragos en la sociedad: aquellas que explotan a sus trabajadores, las que compran políticos, las que arman o apoyan las guerras, las que contaminan, etc.

Y no es un regaño, en todo caso sería un autoregaño, una nota pa mí mismo, para darme cuenta de que se trata de una actitud integral. Poner atención a lo que consumo y a quien beneficio con mi decisión, es tan importante como analizar por quién voto y qué empresa lo está patrocinando.

Después de todo, no importa si usted es comunista o capitalista, creyente o ateo, hombre o mujer, blanco o negro, homo o hetero, puede que a nadie le interese su opinión en realidad, pero a todos les interesa su dinero.

Sin importar nuestras diferencias, todos en este mundo somos consumidores y todos juntos somos la fuerza económica más grande del planeta, no son los gobiernos de derecha o izquierda, no son las empresas. La sangre que corre por las venas del sistema es la nuestra, quien le da vida somos nosotros y debemos ser responsables de nuestras decisiones por el bien de todos, ya que todos somos uno.


Comparta esta página
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *