21 agosto, 2017
0

Misión Tiburón: Golfo Dulce

Este lunes nada convencional comenzó a las cuatro de la mañana. Tenía que correr a la terminal de vuelos domésticos de Sansa. No había dormido nada por la emoción, menos de veinticuatro horas antes me había llamado Andrés. ¿Qué estás haciendo? Vamos a marcar tiburones al Golfo Dulce. Creeme, no estoy loco, salió una oportunidad. Te explico luego. Unas cuantas horas después iba a encontrarme con un buzo y fotógrafo profesional y tomar un vuelo para estar en Golfito a las seis y media de la mañana, nuestro barco zarpaba a las siete.

El luego-te-explico era que Donald, el Capitán del Typhoon I había llamado a Andrés, la noche anterior había habido una tormenta y Donald confiaba que el crecimiento del Río Coto, hubiera atrastrado varios animales al mar, donde estarían concentrados los tiburones tigre, listos para comer. Este es un comportamiento que el Capitán ha observado en otras ocasiones.

Había buceado con tiburones varias veces, pero esto era algo diferente. El equipo estaba compuesto por biólogos, buzos y marineros con muchísima experiencia en la captura y marcaje de estos animales. Por primera vez, yo iba a ver varios tiburones fuera del agua, pero lo que estaba a punto de ver, iba a superar todas mis expectativas.

Comenzamos el día grabando ballenas desde el aire y seguimos buscando tiburones martillo y tiburones tigre 🙂 #misióntiburón #documental #costarica

Posted by Francisco Guerrero on Monday, August 21, 2017

Y la producción del primer episodio de Misión Tiburón arrancó de forma espectacular, en el camino nos encontramos con una ballena y su cría. Lanzamos el drone y logramos algunas tomas aéreas.

El Capitán tenía razón, la desembocadura del Río Coto era un festín para los tiburones. Poco a poco comenzaron a picar las crías de martillo. Jose e Irving, el equipo del Typhoon I, preparaban a las pequeñas crías mientras Andrés e Ilena, de Misión Tiburón, realizaban la recolección de información y llevaban a cabo las cirugías para implantar los transmisores que se usarán para recolectar más información sobre cada tiburón durante los próximos tres años aproximadamente.

Pero la noche se puso aún más interesante cuando comenzaron a salir los tiburones tigre de más de dos metros de largo.

Esa noche el equipo estuvo hasta la madrugada luchando con tiburones enormes hasta entrada la madrugada. Cada tiburón devuelto al mar, se encontraba de frente con el fotógrafo David García, que pasó toda la noche tirándose al agua con estos animales para lograr estas impresionantes imágenes.

El lunes pasado durante una expedición de marcaje satelital de tiburones de @misiontiburon tuve la oportunidad de saltar en el mar de noche con esta belleza… 🖤

Posted by David García on Thursday, August 24, 2017

 

Dejar un comentario

Por favor espere...